Si estás buscando puertas lacadas en Madrid para instalar en tu vivienda, seguro que te estarás preguntando cómo debes limpiarlas para que, a lo largo del tiempo, se mantengan como nuevas. En este post encontrarás algunos trucos de limpieza para que tus puertas estén siempre relucientes.

Este tipo de puertas, que podrás encontrar en los establecimientos que venden puertas lacadas en Madrid, están de moda para la decoración del hogar, no solo porque dan a la estancia un toque muy elegante, sino también porque combinan perfectamente con cualquier estilo decorativo. Sin embargo, su característico color blanco puede ser complejo de mantener, ya que, si la limpieza no se hace correctamente, la puerta podría perder su brillo.

Es aconsejable que limpies tus puertas lacadas diariamente con un paño húmedo y un poco de jabón neutro. Y, después, pasa un paño seco. Los trapos que utilices deben ser suaves, para asegurarte de no dañar la puerta. Es sumamente importante que no uses estropajos, porque rayarían su superficie, perdiendo parte del lacado.

Al ser de color blanco, estas puertas tienden a amarillear con el tiempo, especialmente si están expuestas al sol. Por ello, conviene que las protejas con cortinas o estores. Pero si esto no es posible, puedes recuperar su color original frotándolas suavemente con una bayeta de microfibra humedecida con un poco de agua oxigenada y vaselina líquida, hasta que quede totalmente seca.

Si tus puertas han perdido brillo, podrás recuperarlo aplicando un poco de glicerina con un paño de microfibra, dejando que seque sola. Una vez seca, debes pasar un paño para quitar los restos de producto. Los resultados serán realmente buenos.

En el caso de que estén manchadas, lo ideal es diluir alcohol en agua y eliminar la mancha con una bayeta lo más rápido posible.

Desde Puertas Ascao esperamos que estos consejos te sean útiles a la hora de limpiar tus puertas lacadas.