Como todos sabemos, la madera ofrece muchas ventajas, pero necesita un mantenimiento especial para garantizar su durabilidad. Con más razón todavía si hablamos de las puertas de seguridad en Madrid Centro, que viven permanentemente expuestas a los golpes, roces y al clima.

De igual manera que el resto del mobiliario de tu casa, las puertas de seguridad en Madrid Centro precisan unos cuidados concretos para conservar un estado óptimo que prolongue su vida. Por este motivo, debemos tener en cuenta una serie de consejos y requerimientos para realizar el mantenimiento de forma correcta:

1. Productos nocivos: es fundamental evitar el amoníaco y toda clase de productos drásticos. En este sentido, además de ser perjudiciales para la salud de las personas, deterioran la madera dañando sus propiedades.

2. Abrillantador: muchos son los conocedores del aceite de almendras como cosmético para prevenir la aparición de las arrugas en la piel. Sin embargo, también posee las características idóneas para reparar y abrillantar la madera. De hecho, actúa sobre las grietas y suaviza la superficie.

3. Nueces: las nueces desprenden un aceite muy parecido al aceite que es altamente nutritivo. Por lo tanto, tras haber limpiado todo el polvo de la superficie, frotaremos las nueces por la madera sin ningún temor a que se dañe.

4. Aceite de oliva y limón: si combinamos media taza de aceite de oliva con otra media de zumo de limón, obtendremos uno de los más potentes limpiadores ecológicos de madera. Este famoso mejunje nos permite eliminar todas las imperfecciones que se han creado a lo largo del tiempo dejando el brillo del primer día. Para ello, basta con empapar un trapo en la mezcla y aplicarlo por la superficie afectada.

Si necesitas información adicional para llevar a cabo el mantenimiento de tus muebles de madera, contacta con Puertas Ascao. Estamos deseando ayudarte.