Las puertas lacadas en Madrid ya no son precisamente una novedad, sino que son una tendencia que cada vez gana más peso en la elección del diseño de nuestras casas. Su versatilidad y originalidad hacen que sea una magnífica opción para nuestros hogares.

Entre las características más apreciadas de las puertas lacadas en Madrid encontramos su resistencia frente cambios de humedad y temperatura. Su fabricación implica varias capas de lacado de alta densidad, lo que se traduce en una alta calidad. Con esto se consigue que las puertas no queden amarillentas con el paso del tiempo, ni que en ellas comiencen a aparecer molestas grietas. Otro aspecto muy valorado es que este tipo de elección es que proporciona más amplitud y luminosidad en la casa. Puede que eso último sea una detalle que a primera vista pase desapercibido, pero te aseguramos que con el paso del tiempo lo agradecerás. 

Es importante que tengas en cuenta que no es lo mismo de cara al resultado final lacar que pintar. El lacado de una puerta se consigue gracias a una laca especial que nada tiene que ver con el barnizado o tintado. La laca es un producto muy delicado de tratar y que requiere de cierta experiencia para conseguir un acabado perfecto.

Las puertas lacadas de color blanco son el modelo más elegido habitualmente. Elegir un color neutro como el blanco y la variedad de tonos relacionados te ayudará a crear ambientes tranquilos y serenos rodeados paz. Hoy en día no solo se busca que la decoración cumpla un papel estético sino que también resulten elementos prácticos. Como decíamos al inicio, le dan al hogar un aspecto moderno, y además añaden sensación de amplitud a la estancia. Tanto las habitaciones como los pasillos parecerán más grandes cuando optes por el tono blanco en las puertas.

Acude a Puertas Ascao para encontrar las mejores puertas para tu hogar. Te atenderemos sin compromiso.