Seguramente, cuando vayamos a reformar algún piso, tengamos un gran número de preguntas acerca de la idoneidad de instalar o no puertas lacadas en Madrid, así como de sus ventajas y desventajas.

Si no tienes cerca a aun experto que te guíe a la hora de tomar esta decisión, lo mejor es que dediques unos minutos a leer este artículo y por supuesto seguir sus consejos al menos a la hora de escoger unas puertas lacadas en Madrid.

La primera pregunta que debemos realizarnos es la calidad que queremos. El correcto lacado de una puerta no es algo sencillo y dependerá mucho la calidad final del producto. El proceso depende de varios factores, como podrían ser las manos de lijado, la calidad de la laca empleada y las manos de laca aplicadas a la puerta. A estos podríamos añadir, pues es de gran importancia, la calidad del material de la puerta, ya que este determinará la aplicación de todos los factores anteriores.

La siguiente pregunta es el color de laca que necesitamos. La principal ventaja estética de una puerta lacada es que, como su propio nombre indica, puede lacarse del color que tú quieras y las que hay estandarizadas en el mercado abarcan una amplísima gama de colores. Tan solo necesitamos saber cuál es el color que necesitamos para poder encontrar nuestras puertas sin olvidarnos de nuestra primera pregunta. Evidentemente, para gustos se pintan colores, pero no sería muy habitual tener una pared verde y hacernos con unas puertas lacadas en color rojo fuego. Cuanto menos, esto sería un tanto raro.

La tercera pregunta es muchísimo más sencilla de contestar, que sería a quién le encargamos esas puertas lacadas. En realidad bien podría ser la única si quien nos vende las puertas es de confianza. Como es nuestro caso, en Puertas Ascao.