La reforma de una casa siempre trae consigo muchas decisiones a la hora de establecer reformas. Uno de esos cambios son las puertas lacadas en Madrid. El lacado consiste en recubrir el aluminio con una capa de revestimientos sintéticos. Se realiza con pintura en polvo mediante deposición electrostática y su posterior polimerización en un horno. Dentro de este proceso existen varios tipos, entre los que se encuentran el brillo, el mate y el texturizado.

Las puertas lacadas en Madrid son muy comunes y, por ello, es imprescindible diferenciar las ventajas y desventajas que te aportará este tipo. En cuando a las ventajas:

  • Gran posibilidad de personalización. Los colores que puedes elegir son infinitos así como los modelos que pueden surgir de esta clase de puertas. 
  • El acabado conseguido es muy estético. Solo con este tipo puedes lograr una gran cantidad de beneficios y, gracias a ello, se pueden evitar el uso de tiradores o embellecedores.
  • Se trata de puertas con gran resistencia. El material del que se componen aporta dureza y resistencia lo que aporta seguridad a la hora de establecerlo en cualquier vivienda. La tranquilidad que te aporta una puerta segura no es fácil de conseguir dentro de lo que ofrece el mercado y, menos aún, con los beneficios que incorpora el uso de este tipo. 
  • La limpieza es una de las grandes características que se pueden destacar. Solo hace falta un poco de agua y jabón para que quede como nueva. Esto se debe a la mezcla de esmalte que lleva. Además, en caso de cansarte de ese esmalte, siempre se puede cambiar por uno nuevo sin necesidad de cambiar la puerta al completo.

Si estás valorando poner puertas lacadas en tu vivienda, Puertas Ascao es la mejor alternativa para la zona de Madrid. Consulta con ellos la gran variedad de modelos y colores que pueden ofrecerte.